Información para tu salud > Entorno y Medio ambiente > Contaminacion Electromagnetica > Sindrome de hipersensibilidad electromagnetica

Sindrome de hipersensibilidad electromagnetica

El intenso desarrollo tecnológico apoyado en la emisión de ondas electromagnéticas, expone al ser humano desde el vientre materno a campos de alta frecuencia y baja frecuencia cuyos efectos a medio y largo plazo desconocemos. Como ha ocurrido en otras épocas de la historia de la medicina ante nuevas enfermedades la respuesta ha sido el rechazo.

El sistema celular del ser humano trabaja con campos electromagnéticos, como bien se estudia actualmente en laboratorios de electromagnetismo, especialmente cerebral. Este sistema ayuda a la comunicación intracelular, reacciones bioquímicas y la comunicación intercelular, etc. Hay un fenómeno de bioresonancia. La presencia de nuevos campos externos (polución electromagnética) muchas veces sumados, producen en algunas personas diversos grados de afectación en su salud.


Suponemos que se interfiere la comunicación intracelular e intercelular, los fluidos y la secreción hormonal, la unión a receptores y canales de membrana. Diversos estudios señalan las alteraciones de la permeabilidad de la BHE (barrera hematoencefálica), de la hipoperfusión de zonas cerebrales, medida por tomografía cerebral ultrasónica, de la deficiencia, secreción de melatonina y de la presencia de marcadores de estrés cerebral, como son diversas proteínas de choque térmico. No hay consenso científico sobre esta materia.

  • Principio de precaución
La existencia de datos inconclusos, contradictorios o inciertos y la presencia de sospecha fundada deberían ser suficiente para aplicar el principio de precaución.

La OMS (2005), el Parlamento Europeo (2009), la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (2011), las recomendaciones del Colegio de Médicos Austriaco, la contribución del estado sueco o el australiano son algunos ejemplos de regulaciones, afirmaciones o recomendaciones ante este nuevo hecho medioambiental.

Trabajos como los realizados por el oncólogo Dominique Belpomme de la Universidad de París-Descartes y del grupo ARTAC permiten comenzar a definir la enfermedad tras estudiar un volumen de pacientes afectado de diverso grado y comenzar a denominar “síndrome de intolerancia electromagnética” a este problema.
 
Autor: José Francisco Tinao
Web:
medicinaintegrativa.com

Síguenos en