Información para tu salud > Noticias

14

Tenemos dos noticias que darle, una mala y otra buena. La primera: si no toma medidas desde ya mismo, los atracones navideños se le van a agarrar con tozudez al cuerpo hasta la primavera, "haciéndole engordar entre uno y dos kilos", según estima Rubén Bravo, experto en Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Cada comilona ronda "entre 2.000 y 2.500 Kcal., el equivalente a dos días de dieta normal". Lo ideal, en opinión de este experto del IMEO, sería que en estos banquetes "no sobrepasemos nunca el 30% de la ingesta calórica total del día, en torno a 450-540Kcal en el caso de las mujeres y de 600 a 750Kcal, en el de los hombres".



Los secretos para lograr ese objetivo es «planificar la compra para los menús de los días señalados;_optar por platos menos calóricos y calcular la cantidad necesaria según el número de comensales para evitar tirar de las sobras los días posteriores. Esta última regla se debe aplica también a las cenas celebradas en restaurantes y bares». La prueba de fuego serán, una vez más, "los convites de empresa y los encuentros con amigos".

Para enfrentarnos al cartel de festejos con la moral por todo lo alto, voluntad de hierro y cuerpo de atleta -popular- ZEN ha elaborado un calendario de adviento saludable en el que cada día le ofreceremos un consejo práctico para afrontar lo que se le viene encima sin desfallecer. Del 1 al 24 de diciembre, en cada una de las ventanitas encontrará una recomendación útil para mantener la báscula a raya con ejercicio, enfrentarse -física y psicológicamente- a las comidas familiares o lucir su mejor cara con los tratamientos de belleza más eficaces. También le sugeriremos pequeños trucos para controlar esa ansiedad que en estas fechas nos entra a todos, empujándonos a comernos y bebernos todo lo que se nos pone por delante.

Nuestros expertos, además, le ofrecerán las claves para mitigar los excesos con dietas depurativas que le ayudarán a superar dos de los efectos más desagradables de tantos excesos: la resaca y el empacho. ¡Vamos a por el 1 de diciembre! Tome nota de los trucos para mantener el tipo:

NO SALTARSE COMIDAS

Olvidarse de desayunar para reservarse para un banquete es una bomba de relojería. El hambre hará que devore la siguiente vez que coma. Realice "pequeñas ingestas cada dos o tres horas y opte por cantidades reducidas", aconseja Rubén Bravo, director del departamento de Nutrición del Instituto Europeo de la Obesidad. Tras un atracón, Rosa Ordoyo, nutricionista de Clínicas Dorsia, recomienda "tomar piña o papaya, diuréticas y bajas en azúcares".

EVITAR LOS DULCES

La tentación es fuerte pero ha de esforzarse en no caer en ella o, si lo hace, que sea con contención. Para frenar sus instintos, lo más eficaz es llegar saciados a los postres y desterrar esa costumbre de dejar la bandeja de turrones en el centro de la mesa cual adorno floral.

NO LLENARSE A TOPE

Por muy apetitosos que luzcan los manjares no es obligatorio que se lo coma todo. No que repita hasta que le estalle el botón del pantalón. Controle sus instintos y sus raciones.

REDUCIR EL ALCOHOL

Tampoco es necesario que se lo beba todo. «Apueste por el cava, el tinto o la cerveza y evite las bebidas espirituosas y los chupitos», afirma Bravo. Un vaso de ron con cola, tiene 293Kcal y equivale a: «2,7 copas de 150ml de vino; 3,2 vasos de sidra; 4,1 copas de 100ml de champán y a 4,5 botellas de 200ml de cerveza rubia».

Fuente: El Mundo

Actions: E-mail | Permalink |

Síguenos en