Información para tu salud > Sociedad sana > Relaciones sanas > Al rescate de nuestros valores humanos compartidos

Al rescate de nuestros valores humanos compartidos

Cuanto más indago en las causas de ciertas situaciones problemáticas que atraviesa nuestro mundo, más me alejo de temas globales como la economía y la política, y me inclino a pensar que muchas de estas “crisis” han sido ocasionadas por el desgaste de nuestro sistema de valores.

Esta reflexión puede ser realmente preocupante, sobre todo sabiendo que las acciones correctivas que hasta el momento se están llevando a cabo no toman en consideración estos aspectos tan intrínsecos del individuo. Particularmente no concibo hablar de “Programas de transparencia” si en vez de valorar la honestidad, primamos la viveza.

Hasta que las personas no logremos darnos cuenta que los verdaderos cambios, los auténticos y perdurables, empiezan siempre en el individuo, nuestra sociedad estará destinada a seguir padeciendo los mismos o peores males.
   
rescatar valores humanos
   
Los valores humanos representan la columna vertebral de una convivencia sana entre seres humanos, construida en base a nuestros valores individuales, familiares, incluso regionales y nacionales; pero siempre tomando en cuenta que todo comienza en el individuo. En el sentido amplio de la palabra, se refieren a la bondad y amabilidad de las personas. Tienen que ver con nuestra capacidad para relacionarnos con afecto, calidez, honestidad, sinceridad, compasión, tolerancia y respeto.

Surgen generalmente por influjo en el seno de la familia, y los desarrollamos y perfeccionamos a través de nuestra experiencia de vida. Es por ello que para hacer posible esta transmisión de valores resulta de vital importancia prestar atención a la calidad de nuestras relaciones interpersonales: primeramente con nuestros padres, hermanos, abuelos y, a medida que crecemos, con nuestros maestros y amigos. Además resulta indispensable que estas personas significativas nos muestren modelos y ejemplos coherentes entre lo que se predica y lo que se hace.

¿Es acaso responsabilidad de nuestros mayores la crisis de valores que hoy atraviesa nuestra sociedad?

No precisamente. Recordemos que todos y cada uno de nosotros decide, bien sea de forma consciente o no, como vivir su vida. Somos nosotros los responsables de que en nuestro núcleo familiar se adquieran y que se actúe conforme a ellos; no únicamente por la inserción eficaz y fecunda en la vida social de los más jóvenes, sino por nuestra felicidad presente y futura.
   
valores humanos compartidos
   
Sí, los valores son tan importantes que nuestra propia felicidad depende de ellos. Al cultivarlos, beneficiamos nuestra salud física y emocional y en consecuencia mejoramos nuestra manera de relacionarnos; es decir, nos beneficiamos como individuos y fortalecemos el bienestar social y general.

Las personas somos seres libres e inteligentes, hemos sabido sobrevivir a través de la unión y la cooperación más allá de nuestras diferencias ideológicas, religiosas y culturales, aceptándonos con respeto. Seamos protagonistas activos en la creación de una sociedad más sana y plural, que cree en el desarrollo y en la evolución, que lucha por el bienestar de todos sus integrantes.

Una persona valiosa es una persona que posee valores y que vive de acuerdo a ellos. Un hombre vale entonces lo que valen sus valores y la manera en cómo los vive. La persona que vive en base a sus valores busca ir más allá de su libertad, su comodidad o su bienestar, y se halla a sí misma viviendo inmersa en la solidaridad, la honestidad, la tolerancia, la generosidad y la lealtad.

Descubrir los valores sólo es posible a quien mira positivamente el mundo, al que previamente ha comprendido que todo lo que existe, existe por algo y para algo: que cualquier ser por pequeño que sea, tiene su sentido y su razón de ser.

Los valores actúan como un faro guiándonos a través de nuestras percepciones, ideas, intereses, sentimientos, convicciones, juicios de valor y creencias; orientando nuestra vida y posibilitando nuestra convivencia social.

Rescata y vive acorde a tus valores. Nuestro cambio personal es el inicio del cambio que queremos evidenciar a nuestro alrededor.
   
Autor: Laura Martínez
Web: www.yocambioelmundo.org

Síguenos en